Por qué practicar una Jardinería Optimista mejora el bienestar

por qué practicar jardinería optimista mejora el bienestar

Jardinería Optimista, Jardinería del Bienestar o Jardinería para la Buena vida, distintos conceptos con el mismo significado: disfrutar, y compartir, el cuidado de tus plantas y sentir, a la vez, que estás cuidando de ti.

Tener salud, ser feliz, desacelerar y vivir más despacio,… están probablemente entre los objetivos más habituales que nos marcamos en nuestra vida. Son numerosos los estudios que demuestran que el contacto regular con la naturaleza y las plantas tiene un impacto muy positivo sobre nuestra salud y bienestar psico-emocional, e incluso fomenta las interacciones sociales.

En este artículo pretendo animarte a practicar un tipo distinto de jardinería. Por supuesto guarda relación con el arte y la técnica de cuidar y cultivar un jardín, pero en este caso, no solo nos centraremos en el tipo de actividad que realizamos (‘cuidar y cultivar plantas’) sino sobre todo en cómo la llevamos a cabo (‘para cuidarnos y cultivar una buena vida’).

La Jardinería Optimista te será de gran ayuda para mejorar tu nivel de bienestar y felicidad. Te lo dice Eva HappyVerde, la optimista enamorada de las plantas en maceta. Así que ¡te animo a acompañarme en este artículo donde descubrirás que las plantas nos dan vida, ¡y de la que vale la pena!!

Indice de contenidos de este artículo

Qué es la Jardinería Optimista de Plantas para la vida

Practicar una Jardinería Optimista, o del Bienestar, implica una forma distinta de relacionarse con las plantas de nuestro alrededor y que conlleva también, a un cambio en cómo interpretamos el propio proceso de su cuidado.

De esta forma, las tareas diarias de atención a nuestras plantas como son por ejemplo, el riego, retirar hojas/flores marchitas, detectar signos de enfermedades, etc., son vistas más como valiosas oportunidades para potenciar varias de nuestras aptitudes, e incluso nuestra actitud y la forma que tenemos de relacionarnos con el mundo. Como resultado, se mejora nuestra salud y bienestar, e ¡incluso nuestra relación con quienes nos rodean!

Las tareas básicas de cuidado de nuestros jardines no se convertirán en una obligación, ni nos crearán la sensación de estar perdiendo el tiempo, todo lo contrario. Además, al poder prestar más atención a las plantas lograrás detectar a tiempo cualquier signo indicativo de déficit de agua, luz, abono, etc. o la presencia temprana de alguna enfermedad y/o plaga.

Con esta gran idea que te ofrezco de rodearte de plantas para que te aporte mayor bienestar, conseguirás mantener preciosa la plantita que acabas de comprarte o quizás te han regalado. ¡Por fin se terminó tu excusa de decir que no te atreves a tener plantas en casa porque todas se te mueren!

Y por supuesto, la Jardinería Optimista que practicamos en Plantas para la Vida hace un guiño a la naturaleza, ya que es una práctica de jardinería sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Para nosotr@s, l@s jardiner@s optimistas, no existen trastos viejos ni desaprovechadas bandejas de plástico del supermercado, sino “potenciales maceteros” que están esperando que les demos una segunda oportunidad, y esta vez verde.

Qué puede hacer por ti la Jardinería Optimista

Cuidar de un jardín, tanto de exterior como de interior, fomenta llevar una vida activa

  • Nos ayuda a estar en forma. Promueve una actividad física regular y ligera, ¡la que podrás mantener siempre a lo largo de tu vida!
  • Estimula la memoria. Las plantas que han formado parte de nuestra vida tienen el poder de activarnos antiguas memorias, y nos ayudan a unir pasado y presente

Rodearse de plantas nos invita a vivir en positivo

  • Alegran la vida. Recibir, pero también regalar y compartir plantas nos hace, y también a los otros, mucho más felices, ¿qué esperas para probarlo?
  • Elevan el espíritu. Las plantas nos recuerdan la belleza de la naturaleza, y su simple presencia (con todas sus formas, colores y texturas) es un regalo de paz y plenitud.

Ver a tus plantas bonitas y saludables aumenta la confianza en nuestras propias habilidades

  • Chute de autoestima. Aprenderás a centrarte en tus puentes fuertes, ¡y también en los de tus plantas!
  • Permiten cultivar la paciencia. Regula nuestro impulso de querer correr siempre porque te darás cuenta por fin, ¡que la naturaleza vive su propio ritmo!

Un huerto o jardín repleto de plantas comestibles ´alimenta’ hábitos saludables

  • Mejorará nuestra dieta. Consumiremos más frutas y hortalizas, con menos sustancias químicas, ¡y además de Km 0!
  • Inspira a una forma de pensar más saludable. En la que abunden las emociones positivas por encima de las negativas, y es que la primera lección que se aprende es ¡dejar de estar enfadad@!

Las prácticas de jardinería amigables con el planeta suponen un desafío positivo

  • Agudiza nuestros sentidos y estimula la creatividad. Nos aventura a buscar ideas originales con objetos cotidianos reciclables y/o en desuso
  • Fomenta una actitud y conducta pro-ecologista. Tan y tan necesaria sembrarla en las generaciones más jóvenes

La actividad de la jardinería ayuda a tener relaciones positivas

  • Nos conectan a los otros. ¿Buscas una forma infalible de hacer amigos? ¡Prueba a regalar un esqueje de alguna planta de tus plantas!
  • Reducen la soledad. Las plantas nos regalan compañía, y de la buena. Nunca nos juzgan, seamos cómo seamos
  • Alivian el impacto negativo de una época difícil. Las actividades con otras personas nos hacen mucho bien

Qué aporta la Jardinería Optimista

Además de mejorar/mantener todas las capacidades/habilidades anteriores, aporta aprendizajes como:

  • ¡Que la naturaleza es increíblemente sorprendente!
  • Tener una mirada más atenta y curiosa hacia las plantas
  • Apreciar las pequeñas cosas de la vida, ¡desde una semilla de trigo que germina a una flor de calabacín que se asoma!
  • Creer más en ti, ¡a dejar de pensar que “siempre se te mueren las plantas”!
  • Que la jardinería realizada en grupo, ¡es preciosa y engancha!
  • Que siempre es posible aprender, ¡tengas la edad que tengas!
  • …..y muchas cosas más que te contaré con más detalle en un artículo próximo en que hablaré del “Decálogo del Jardiner@ Optimista”, ¡no te lo pierdas!

Qué se realiza en los Clubs y Talleres de Jardinería Optimista

En los clubs y talleres de Jardinería Optimista de Plantas para la Vida, plantamos:

  • Optimismo
  • Salud y Bienestar (físico, psicológico y emocional)
  • Amistades
  • Belleza
  • Ilusión
  • Gratitud
  • y sobre todo, ¡plantamos una buena vida!

Dónde se practica este tipo de jardinería tan positiva

Desarrollamos regularmente talleres de Jardinería del Bienestar en Clubs y Centros de jardinería, y en varios Hogares y Residencias de Mayores del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS). Revisa nuestro calendario.
También puedes solicitarnos un taller contactándonos

Si este contenido te ha parecido interesante, compártelo:

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Artículos relacionados:

Abrir chat
1
¿Necesitas un taller de jardinería?
o escanea el código
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?
¿Necesitas un taller de jardinería? ¿Quieres formarte en la jardinería terapéutica?
Estás en el sitio adecuado.
Déjame tu mensaje. Gracias!